domingo, 19 de agosto de 2012

TERESA 4

Luego empezó la lucha
fue dura y fue mucha,
su padre nunca, nunca quiso
que su hija tan amada,
estuviera de mí enamorada,
mas tuve suerte, su hermano
me llamó al siguiente día
quería saber de mí,
como yo sería, y nos citamos,
y mucho, mucho allí hablamos,
en su lugar, lo mismo haría.

Muchas cosas me preguntó
otras tantas le respondí,
él, pareció conforme
según lo que yo vi,
le conté lo de mi estado
y porque estaba separado,
él, en seguida comprendió,
y a ayudarme accedió.

Así, comenzamos nuestros caminos,
los dos a unir nuestros destinos,
camino nuevo, lleno de esperanzas
y muchas ilusiones,
un nuevo mundo
con sueños, y emociones
se fue gestando en nuestros cuerpos,
nuestras pasiones
y así se fue afianzando
en nuestros corazones.

A los dos años, lo concretamos,
el mismo destino,
juntos unimos por siempre
los dos caminos, en un solo sino.

Quizás, no logré ser
ni por asomo, al príncipe soñado,
antes de conocerte, tuve otros amores
y luego de conocerte,
también tuve aciertos
pero mucho, muchos mas errores
mas, desde que te conocí
solo tuve el mismo sueño,
mi vida, dedicar a ti,
y tú, muy bien lo sabes,
siempre, siempre ha sido así.
Publicar un comentario