domingo, 4 de septiembre de 2011

Laderas de nieve

Sueños ardientes en aquel año,
primavera soñada acercándose iba,
en cuerpo y mente juntos amarnos,
laderas de nieve, y fuiste tan mia.
...
Bonitas palabras y dulces caricias,
 viven en ambos y amarnos quisimos,
añorados momentos y suaves delicias,
en aquel año, los dos compartimos.
...
Tantos fueron los sueños queridos,
ansias tan nuestras nos invadían,
juntas volaban así nuestras vidas,
desafiar al destino, eso querían.
...
El mismo sueño los dos aquel día,
compartir esperanzas con decisión,
dos almas en una, misma alegría,
fundirse dos cuerpos y una sola razón.
...
Quizás no haya sido el ansiado camino,
que juntos hubimos los dos de soñar,
mas fué nuestro sino, mismo destino,
juntos lo hicimos, pudimos lograr.
...
Laderas de nieve, llenas de encanto,
 bella Mendoza allí compartimos,
allí comenzamos a amarnos tanto...
Y dueña te hiciste de mi destino.
...
Caricias y ansias en esos cerros,
tan dulces recuerdos, esas montañas,
a fuego grabadas en mi cerebro,
y nunca se irán de nuestras almas.
...
Tan nuestro viaje, dos emprendimos,
desde aquel día dos lo marcamos,
el mismo sueño juntos lo hicimos,
amarnos pensamos, amarnos quisimos.
...
Nunca se irán, aún hoy persisten,
días de fuego y tan plenos de amor,
encanto del alma en mí tu dejaste,
promesas cumplidas, ternura y candor.
...
Sombras y dudas la nieve borró,
tormentos, tristezas diluyéndose fueron,
los rayos del sol las disolvieron...
Y el fuego del alma, en nosotros quedó.
...
Jorge Naonse