domingo, 27 de noviembre de 2011

Amiga

Dulce  amiga de franca sonrisa,
rememorando tiempos lejanos,
el tiempo se ha ido lento y sin prisa,
añorando esos aires, tan serranos.

Estando tan lejos de mi querido lugar,
de lunes a viernes es mi partida,
ahora en ti, estoy pensando...
Y contigo, quisiera estar.

La vida lejos nos puso
en el tiempo y en el lugar,
mas tú, muy bien lo sabes
contar conmigo puedes.
Quisiera ser tu confidente,
y contarme tus tristezas,
tengo muchos años mas que tú,
y ayudarte quizás podría simplemente.
Tus angustias las conozco
porque la vida me ha golpeado,
mas, siempre levantarme pude
cuando en el suelo quedé aplastado.

A veces, así es la vida,
tan repleta, tan llena de alegrías,
otras tantas, de penas y tristeza,
mas, si así no fuese, diferenciar no podrías.
¿Por qué estoy alegre?
Porque conozco la tristeza,
eso marca la diferencia,
eso es la vida, nuestra existencia.

No lo olvides, no volverás a tener,
esa dulce y bella juventud,
hay que vivirla a mas no poder,
tiempo vivido, mucho nos deja,
y los recuerdos, simpre nos quedan,
a veces son tristes, otras, no tanto,
mas vale vivirlos o por siempre se irán,
de todo lo hecho, siempre nos queda,
el no hacer nada, nada te deja.


José Gennaro 2009

































martes, 15 de noviembre de 2011

...Ecos...

Como turbulentos rios de tristezas, y sin memoria,
las mentiras se agitan en ese manto pleno de nostalgia,
sobre profundos ecos se oye el grito fuertemente,
potente y furioso, acusador y lleno de sabia reflexión.
...
Profusamente ese grito presagia tormenta,
deseperado y olvidado, desde hace siglos,
desde milenios, que nadie quiere escuchar.
...
Es, la voz de Dios, que se hace sentir
como un fuerte trueno en la vasta inmensidad.
...
La indeferencia es el mostrado escenario,
y la inconciencia humana llena y responde
con flagrantes gritos e imágenes duras,
incomprensibles e inmensamente inconexas
como tormentosos truenos en el cielo,
y rien todos, demostrando vana inseguridad,
haciendo caso omiso a aquella voz
tan segura y tan plena de autoridad...
A aquella, autoritaria y justa voz.

José Gennaro 2010





lunes, 14 de noviembre de 2011

Ante ellos (2)

Ante ellos desperté, del letargado invierno,
cálida luz, flameando mis sentidos
eleváronme del cieno, cobijándome en su seno,
mi corazón reía, con dulzura en sus latidos.
...
Por años los busqué, sin poder hallarlos nunca,
hallaba semejanzas, mas no los verdaderos,
y fué en es Julio, dos astros irrumpieron...
Soplos de vida dieron, a mi alma casi trunca. 
...
Viví solo por ellos, con fé innovadora,
elaboré proyectos, sentido dí a mi vida 
de mí se apoderaron, brindándome su aurora...
Luciérnagas de luz, reencontrar la fé perdida.
...
En andas de su brillo, descubrí el amor, 
quietud e intensa calma, poblaron mis sentidos,
alejaron el invierno, y todo mi dolor... 
Y tan solo ellos, en mi pecho hicieron nido. 
...
Ante ellos, conocí el amor profundo,
y por siempre honraré, con alma y pensamiento,
tan dulces ojos, encaminaron vida y rumbo...
Ojos que amo, los llevo tan adentro.
...
Ante ellos compartí, dolores y pasiones,
tristezas y alegrías, juntos compartimos,
nostalgias y bellezas, un mundo de ilusiones,
los dos en uno fuimos, así los dos vivimos.
...
José Gennaro 1969 / hoy















Antiguos recuerdos.

Cambió mi vida, abriéndose el camino de otra senda,
en mi sentir del alma, no siguen las cosas como antes,
en mi dificil camino y duro destino, un raro misterio,
las reacciones violentas ocurridas en mi existencia,
cambiaron el rumbo de mi vida en mi  existir del hoy.
...
El lejano ayer, a pesar de los sucesos,
tiene una gran imagen presente,
tiene el rostro de un amigo,
amigo del hoy y el ayer, nunca ausente,
Aquel, que guarda los viejos tesoros,
de nostalgias ya vividas,
de antiguos recuerdos
y querido presente,
quizás, la melancólica frase
de los momentos vividos
de los anhelos destruídos
y recuerdos queridos.
...
Yo partí tiempo atrás
hacia el triste camino
con lágrimas.
...
En este momento, resurge el pensamiento,
vuelven las lágrimas en el retorno,
como un  triste tormento,
del ayer y del hoy se aparece,
el enigma de pasado, olvidado en el tiempo.
...
En el cercano tiempo, nace un misterio,
desazón hueca y vacía, de mi triste vida,
y así, surge la pregunta.
¿Reencontraré, mi esperanza perdida?

José Gennaro 2010









Respuesta a esa carta (1)




Desde ése día, ése primer momento
que en mis brazos estuviste,
algo nuevo nacía, dentro mío,
desde que en mi vida, mis sueños...
Con todo tu cariño, te apareciste.

A ti me refiero, con tu encanto...
Todo, todo lo has cambiado,
aún no puedo expresar, todo mi sentir,
al estar tú junto a mí...
Y yo a tu lado,
en ésa mesa de ése club tan español,
juntos los dos, en ése día,
lo que pasaba muy dentro mío...
Expresártelo, nunca, nunca podría.

Pareció ya tiempo de conocerte,
desde ése día, las palabras sobraban,
nuestros ojos, hablaban por si solos,
expresaban nuestro sentir, nuestro anhelo,
luego, hora tras hora,
día tras día,empezó a nacer,
ése mundo tan maravilloso
tan lleno de pasión
nació en nosotros...Y nos invadió.
Así fue, llenándonos de ternura...
y colmándonos de emoción.

Un mundo maravilloso se había abierto,
con intensidad ilimitada, empecé a vivir...
Algo tan bello...Que nunca jamás...
creí, volver a sentir.

Allí me dí cuenta que tus ojos,
tus manos, comenzaban a ser
imprescindibles en mi ser...
Y dentro mío, algo tan maravilloso...
volvió a nacer.

Nuestro tiempo juntos, parece tener alas,
vuela y transcurre como un rayo
en nuestra senda, nuestro camino...
Luego, la espera de verte,
y de nuevo estar contigo,
en ése lapso, la trayectoria del tiempo
es larga e interminable,
paralizando mi vida, mi sentir
de forma inexplicable.

¿Recuerdas? tres días de conocernos
y estábamos el uno en el otro
de forma indescriptible.

Creeme, al referirte mi problema...
sentí temor de perderte,
mas tú, bien lo comprendiste,
con dejo de voz en mis palabras...
pedí, te quedaras,
al aceptarme tal cual soy
dentro mío, tu estuviste.

Imposible describir, esa inmensa alegría,
luego, todo fue un torbellino,
como un volcán, nos invadió a los dos,
haciéndonos vivir, algo jamás vivido.
Consagrarme a ti, muy poco sería...
dar hasta el último aliento de mi ser,
por un solo beso tuyo sería tan ínfimo,
que ni a pedírtelo me atrevería,
cada instante, cada día,
que transcurro a tu lado,
es una emoción diferente
que mi ser experimenta
distinto a todo lo que fue.


...
Jorge Naonse 1967 / 1969

Respuesta a esa carta (2)

¿Qué extraño poder tu tienes?
¿De qué extraño mundo tú provienes?
Deliciosa criatura, que piensas
y quieres describirme,
describirme, sin compararme a nadie.

Si supiera escribir lo suficiente
para hacerte llegar lo que yo siento,
cuantas cosas te escribiría,
y contestar tus preguntas...
quizás, quizás podría.

¿Tú quieres saber quién soy?
Uno entre tantos, igual a todos,
solo que un gran amor,
anhelo sin límites ni fronteras,
así me atrae, así me deja,
al margen de tu vera.

Escucha mi sentir,
no quiero que estés a mi lado...
para parecerte en lo más ínfimo a mí,
soy yo, que quiere estar a tu lado
tratando de asemejarme a tu sombra,
detrás de tus pasos, detrás de ti.

Vivías sola, no creías en nadie,
¿Y no puedes definir que ha pasado?
Antes de conocerte, así era mi vida,
triste, oscura, fría e invernal,
tristemente hueca y vacía,
sin ideal hacia un futuro,
y tú, llenaste todo éso,
convertiste en risa el llanto,
en alegrías las penas,
y en amor el hastío,
y temes no merecerme a mi...
Que por tu aliento respira mi ser...
Y por tus ojos ven los míos,
sí, no necesitamos palabras
para poder expresarnos,
por tus ojos lo sé, eres feliz,
tus gestos, dicen amarme,
me hace vibrar, la pasión en ti,
con intensidad, con ternura,
logrando que todo nuestro amor...
estalle, estalle en ésta locura,
y si somos así como tú dices,
dos llamas tan ardientes...
Quiero quemarme y abrasarme,
en ése fuego, y para siempre.

Jorge Naonse 1967/1969
der.prop.int. 784.085

domingo, 13 de noviembre de 2011

Aquel verano

Dulce verano de breves sueños
y tenues noches de cálida arena,
de tus playas fuimos los dueños
y de tus aguas, fué nuestra pena.
...
Radiante sol, e incierto amor,
noches ardientes y esperanzadas,
nuestro creimos aquel fulgor...
Y juntas creímos, nuestras almas.
...
Estrelladas noches de plena luna,
y candentes dias bajo tu sol,
no compartimos dicha alguna,
así fué marchando, quizás nuestro amor.
...
Quizás no supimos alimantarlo,
tal vez no pudimos darle poder,
así de a poco, nos fué olvidando...
Y así se borró, quizás sin saber.
...
En mi memoria, aquel verano,
intrépido mar, de verde color,
tomados íbamos, dos de la mano...
Bajo esa luna, y tan cálido sol.
...
Nunca pudimos, hallar nuestra meta,
muy poco supimos, amarnos los dos,
alejar no quisimos, nuestras simplezas.
 Y así todo perdimos, matando el amor.


Jorge Naonse  05 / 11 / 1968








sábado, 12 de noviembre de 2011

LOS SESENTA (2)

Apenas dejaba la adolescencia
y tu ya fuiste desde ese día,
apoderándote, posesionándote,
de esa alma que era mía...
Y te la llevaste en esos días.

Al día de hoy me pregunto...
¿Por qué no supimos vivir juntos?
Pasaron días meses y años,
y la respuesta no pude hallar,
pasaron días meses y años...
Y jamás, la pude encontrar.

Mas, no sé si tú la hallaste,
si hallaste lo que buscabas,
así fue pasando el tiempo
y nuestras sendas se bifurcaron,
distintos fueron nuestros caminos
y cada cual fue por su lado
buscando su mismo sino.

¿Lo has hallado?..Yo no lo se.
Mucho daño los dos nos hicimos,
buscando nuestros destinos.
¿Los hemos hallado? Yo no lo se,
pero tu tal vez quizás?
Mas olvidarme nunca podrás
porque lo mismo me pasa a mi,
yo se, nunca jamás...
Podré olvidarme de ti.
...



EL CAMINO DE LA VIDA NOS LLEVA
MUY LENTAMENTE,
A SUPERAR NUESTROS DESTINOS
LOS DESACIERTOS, MAS NUNCA PODREMOS,
OLVIDAR LO QUE SENTIMOS Y VIVIMOS
EN ESOS DIAS, ESOS MOMENTOS.

TODO TIEMPO PASADO Y VIVIDO
DEJA SU MARCA Y TAMBIÉN LA HUELLA.
AUNQUE UNO DIGA,
¡YA NO RECUERDO, LO HE SUPERADO!
MAS EN LA MENTE QUEDA EL REGISTRO
Y LOS RECUERDOS QUEDAN GRABADOS
GRABADOS QUEDAN EN LA MEMORIA,
Y NUNCA, NUNCA PASAN A SER HISTORIA.

Casi dos años han pasado,
dos años, sin darme cuenta,
y no solo, no se han borrado
sino mas bien creciendo van
en mi pensamiento, en mi mente,
fue el primero, primer amor
De adolescente,
y quedé marcado, marcado quedé
eternamente.

En dos años, borrarlo no pude,
está muy dentro mio,
me lastima y hace daño
y borrarlo no puedo de mi mente,
y así tendrá que ser...
Tendré que vivir con el,
y será por siempre.



Jorge Naonse 1967

martes, 8 de noviembre de 2011

Mar, viento y arena

Fuerte sol, arenas calientes,
el verde mar quemaba el verano,
un fuego eterno bullía plenamente.
abrasándonos fue, y dos de la mano.
...
Cual leño encendido quemaba la hoguera,
ver nuestros cuerpos envueltos en llamas,
nubes no había, tan solo quimeras,
arenas calientes y fuego en el alma.
...
En esas playas serenas de noche
cielo sin nubes y viento en el rostro,
suaves delicias, sin duda y reproche,
pasiones del alma tan dentro nuestro.
...
Aquella luna tan plena  y soñada,
horizonte de estrellas juntos miramos,
leve y fugaz, de reojo observava,
y allí tu y yo, los dos abrazados. 
...
Negros cabellos, ojos verde esmeralda,
empalideciendo luna y estrellas,
aquellas noches fuego en dos almas,
solo tus ojos, y tu entre ellas.
...
Y fue aquel año que juntos creímos,
vivir de por siempre en nuestros cuerpos,
y fue aquel año, los dos despedimos,
y el amor nos dejó, olvidó de ser nuestro.


Jorge Naonse 11 /1966
Derechos Reservados

ANTE ELLOS (2)




Ante ellos desperté, del letargado invierno,
cálida luz, flameando mis sentidos
eleváronme del cieno, cobijándome en su seno,
mi corazón reía, con dulzura en sus latidos.
...
Por años los busqué, sin poder hallarlos nunca,
hallaba semejanzas, mas no los verdaderos,
y fué en ese Julio, dos astros irrumpieron...
Soplos de vida dieron, a mi alma casi trunca. 
...
Viví solo por ellos, con fé innovadora,
elaboré proyectos, sentido dí a mi vida 
de mí se apoderaron, brindándome su aurora...
Luciérnagas de luz, reencontrar la fé perdida.
...
En andas de su brillo, descubrí el amor, 
quietud e intensa calma, poblaron mis sentidos,
alejaron el invierno, y todo mi dolor... 
Y tan solo ellos, en mi pecho hicieron nido. 
...
Ante ellos, conocí el amor profundo,
y por siempre honraré, con alma y pensamiento,
tan dulces ojos, encaminaron vida y rumbo...
Ojos que amo, los llevo tan adentro.
...
Ante ellos compartí, dolores y pasiones,
tristezas y alegrías, juntos compartimos,
nostalgias y bellezas, un mundo de ilusiones,
los dos en uno fuimos, así los dos vivimos.
...
José Gennaro 1969 / hoy

domingo, 6 de noviembre de 2011

Atrapado

Borrarlo todo, soñar quisiera,
allanar caminos y despejar malezas,
aunque olvidar jamás podría...
Primavera tan dulce, tanta belleza.
...
Fue en ese año de tierna pureza,
amar comenzamos, en pequño pueblito,
tan viejas las casas, y el tiempo no cesa,
recordar los momentos, dos almas y un grito.
...
Angostura en tus calles, querido Luján,
fuego en el cuerpo, ansia en la mente,
apenas quince tenías en esos dias...
Y fuiste tan mia, lo creí para siempre.
...
Cálida y tenue, cual flor de jazmín,
bella sonrisa, olvidar no quisiera,
única flor, de mi amado jardín...
Amada y sensible, mi primavera.
...
Ternura infinita, dulce amor floreciente,
el tiempo se iba, ni a tres años llegó,
escapar lo dejamos, perdimos por siempre...
Retener no pudimos, nuestro fuego fugó.
...
Alejándonos fuimos, tal vez sin saber,
lastmándonos fuimos, y daño también,
momentos perdidos, solo queda el ayer,
el encanto se ha ido, y también el querer.
...
Un ayer que también, anidará el olvido,
separándonos va, por el tiempo errabundo,
apresar no pudimos, ese Mayo querido,
por los tiempos se va...
Atrapado en su mundo.

Jorge Naonse 1969
... 

viernes, 4 de noviembre de 2011

Joven soldado


Con su triste carga a cuesta
y tan llena de negros pensamientos,
entre largos pastos chamuscados, 
entre soledades y congelados mares, 
brotando del inmenso cielo,
esquivando cenizas y fuegos,
el inmenso infortunio en sus espadas,
cargando sus penurias , las que lleva dentro..
representando infames Generales...
Camina como tantos, el  joven soldado.
...
Sin mera experiencia, conquistar las tierras,
de usurpadores piratas, de la lejana Albión,
mientras comandantes, imbéciles que sueñas,
desafiar las fuerzas, romperte el corazón..
......
Hecho trizas, su duro cuerpo,
convertido en reptil y dura piedra
y quizás, sin haber dormido,
caliente en su angustia
por su corazón herido,
y tan triste su alma...
Y mas aún, su pecho dormido.
...
El soldado, lleva y tiene
furia y dolor, y también,
fusil, mochila, ratas,
sucias botas y pantalón raido,
como también, un odio reprimido,
ya, ni siquiera tiene recuerdos del amor,
y solo agoniza, agoniza en su dolor.
...
Quizás, ya ni recuerda al ser querido,
y crece mas aún su olvido
al verse así, empobrecido.
...
¿ Por qué, con su astuta alma de serpiente.
y con ojos tan enrojecidos no mira ya el cielo?
José Gennaro 1982