sábado, 29 de octubre de 2011

Dulce flor bonita (1)


Donde estarás? Dulce y suave Uruguayita
de tenue brisa y tan dulce sonrisa
de bellos ojos y mirada inocente,
mirándome estabas tan tiernamente...
Tu mirar tan permanente
y eterno fuego de adolescente.
.
Eras tan bella y tan suave,
como tu nombre de flor bonita,
mi blanca flor como tu nombre,
delicada y tierna, mi Margarita.
.
¿De quién serán tus bellos ojos?
Que al mirarlos me encandilaban
y olvidarlos yo no puedo,
y tus rojos y bellos labios
que al besarme me abrasaban.
.
¿Donde estarán tus tersas manos?
Que al tocarme me encendían.
.
¿Si te he olvidado? Aún no lo sé,
tus recuerdos son imborrables,
mi ser con ansia aún te recuerda
añorando ese fuego indescriptible.
.
Pensando estoy mas, no estoy seguro
en esos años que juntos vivimos,
borrados se hayan de dos destinos,
por un tiempo quizás vuelen y huyan,
y creamos se han ido y desaparezcan,
o quizás creamos ya se han perdido,
mas, nunca creeré de ti mi olvido,
olvidarte no pude en este año...
O quizás nunca lo he querido
y aún te recuerdo y aquí sigo.

José Gennaro 1967 / 1969

Dulce flor bonita (2)

¿Donde estarán? Tus dulces y bellos ojos
y tu suave boca de intenso fuego...
Que olvidarlos yo no puedo.
.
La sonrisa de tus labios
nunca jamás yo pude hallar,
el recuerdo de tus besos
sigue intacto en mi memoria
¿Donde estarás, donde estarás?
Mi dulce suave y bella gloria.
.
De mi mente, jamás podrán borrarse,
esos días tan suaves y divinos,
allí, comenzamos nuestro amor,
en ese club tan Español.
..
¿Tú lo recuerdas? A mediados de ese año,
en esa década del sesenta
en ese día a ti conocí,
de improviso y sin darme cuenta...
De improviso, me enamoré de ti.
.
Nunca olvidé tu rostro
nunca olvidé tus manos
tu cuerpo junto al mio
no se borró y me hace daño.
.
Nunca olvidaré ese día
los dos allí en Luján,
por tes años fuiste tan mía...
Y tuyo fui en esos días.
.
Dulces días presagiaban tormentas,
con tristezas y alegrías
uno en el otro así los vivimos,
mas nunca, nunca los dos supimos,
que nuestras vidas y nuestras almas
se unieran, se fundieran...
En un solo camino, mismo destino.
.
Jorge Naonse1967 /1969
derechos reservados

miércoles, 26 de octubre de 2011

Ausencias (1)

Quizás aún podría despejar el alma,
escribir letras pensadas y precisas,
si las brumas allanaran sueño y calma
y no recordar jamás dulce sonrisa.
.
Con furia lenta y torpe, se llena mi cabeza,
y los recuerdos siguen en mi mente,
nubes tormentosas, cargadas de tristeza,
empañan mi nostalgia, y estás ausente.
.
La leve lluvia cae silenciosa,
con el sutil goteo e incesante malestar,
en este mes de Julio que agoniza...
Y el frio invierno con agreste soledad.
.
En mi mente se suceden los recuerdos,
la tristeza de mi alma navega por desiertos,
con impreciso afán no olvido los momentos...
En el lento deambular por mares muertos.


José Gennaro 2011

viernes, 21 de octubre de 2011

Respuesta a esa carta (1)







Desde ése día, ése primer momento
que en mis brazos estuviste,
algo nuevo nacía, dentro mío,
desde que en mi vida, mis sueños...
Con todo tu cariño, te apareciste.

A ti me refiero, con tu encanto...
Todo, todo lo has cambiado,
aún no puedo expresar, todo mi sentir,
al estar tú junto a mí...
Y yo a tu lado,
en ésa mesa de ése club tan español,
juntos los dos, en ése día,
lo que pasaba muy dentro mío...
Expresártelo, nunca, nunca podría.

Pareció ya tiempo de conocerte,
desde ése día, las palabras sobraban,
nuestros ojos, hablaban por si solos,
expresaban nuestro sentir, nuestro anhelo,
luego, hora tras hora,
día tras día,empezó a nacer,
ese mundo tan maravilloso
tan lleno de pasión
nació en nosotros y nos invadió.
Así fue, llenándonos de ternura
y colmándonos de emoción.

Un mundo maravilloso se había abierto,
con intensidad ilimitada, empecé a vivir...
Algo tan bello...Que nunca jamás...
creí, volver a sentir.

Allí me dí cuenta que tus ojos,
tus manos, comenzaban a ser
imprescindibles en mi ser...
Y dentro mío, algo tan maravilloso...
volvió a nacer.

Nuestro tiempo juntos, parece tener alas,
vuela y transcurre como un rayo
en nuestra senda, nuestro camino...
Luego, la espera de verte,
y de nuevo estar contigo,
en ése lapso, la trayectoria del tiempo
es larga e interminable,
paralizando mi vida, mi sentir
de forma inexplicable.

¿Recuerdas? tres días de conocernos
y estábamos el uno en el otro
de forma indescriptible.

Creeme, al referirte mi problema...
sentí temor de perderte,
mas tú, bien lo comprendiste,
con dejo de voz en mis palabras...
pedí, te quedaras,
al aceptarme tal cual soy
dentro mío, tu estuviste.

Imposible describir, esa inmensa alegría,
luego, todo fue un torbellino,
como un volcán, nos invadió a los dos,
haciéndonos vivir, algo jamás vivido.
Consagrarme a ti, muy poco sería...
dar hasta el último aliento de mi ser,
por un solo beso tuyo sería tan ínfimo,
que ni a pedírtelo me atrevería,
cada instante, cada día,
que transcurro a tu lado,
es una emoción diferente
que mi ser experimenta
distinto a todo lo que fue.
.............
¿Qué extraño poder tu tienes?
¿De qué extraño mundo tú provienes?
Deliciosa criatura, que piensas
y quieres describirme,
describirme, sin compararme a nadie.

Si supiera escribir lo suficiente
para hacerte llegar lo que yo siento,
cuantas cosas te escribiría,
y contestar tus preguntas...
quizás, quizás podría.

¿Tú quieres saber quién soy?
Uno entre tantos, igual a todos,
solo que un gran amor,
anhelo sin límites ni fronteras,
así me atrae, así me deja,
al margen de tu vera.

Escucha mi sentir,
no quiero que estés a mi lado...
Para parecerte en lo más ínfimo a mí,
soy yo, que quiere estar a tu lado
tratando de asemejarme a tu sombra,
detrás de tus pasos, detrás de ti.

Vivías sola, no creías en nadie,
¿Y no puedes definir que ha pasado?
Antes de conocerte, así era mi vida,
triste, oscura, fría e invernal,
tristemente hueca y vacía,
sin ideal hacia un futuro,
y tú, llenaste todo éso,
convertiste en risa el llanto,
en alegrías las penas,
y en amor el hastío,
y temes no merecerme a mi...
Que por tu aliento respira mi ser...
Y por tus ojos ven los míos, 

y en ti reflejo mi sentir e ideal,
sí, no necesitamos palabras
para poder expresarnos,
por tus ojos lo sé, eres feliz,
tus gestos, dicen amarme,
me hace vibrar, la pasión en ti,
con intensidad, con ternura,
logrando que todo nuestro amor...
estalle, estalle en ésta locura,
y si somos así como tú dices,
dos llamas tan ardientes...
Quiero quemarme y abrasarme,
en ése fuego, y para siempre.

Jorge Naonse 1967/1969
der.prop.int. 784.085

martes, 18 de octubre de 2011

Dos caminos

¿Recuerdas?.. Odiosa y dulce Seherezahade..
...
Fue aquel verano tan lleno de encanto,
decidimos comenzar el segundo intento,
olvidarnos llagas, alejar tormentos,
revertir dolores, enterrar el llanto.
.
Fué en Mar del Plata, en aquel año,
meses hacía, compromisos rompimos,
derrumbamos sueños, daños hicimos,
y así lo prometimos, revertir ese daño.
.
De nuevo juntos, vover a comenzar,
habíamos fracasado por vez primera,
y volviste a mi, de nuevo a reanudar...
Lo que marchó en esa primavera.
.
¿Acaso lo recuerdas? Jamás te fuí a buscar,
y mi corazón en pedazos desangrado,
el pensamiento muy firme y desoladodo,
me había impuesto a ti, no regresar.
 .
Y volviste a aparecer de repente y la nada,
con llanto en los ojos perdón a mi pediste,
en ti volví a creer, te ví muy desolada...
Y por segunda vez, mi amor comprometiste.
.
¿No estabas segura,por qué volviste a mi?
Caminos nuevos, debías dejarlo así,
y nuestras almas de nuevo con tormentos,
en llantos se envolvieron, volvieron a sufrir.
.
En esta tarde, gris de otoño me pregunto,
mientras las hojas muertas yermas van cayendo,
mi acongojada sombra camina en este parque...
me envuelve la tristeza, y así me voy muriendo. 
...
Por mas que pienso y pienso
mi corazón jamás comprendería,
por que has vuelto a mí...
En este triste día.
...
Y luego fué el fracaso,
y por vez segunda
de nuevo aparecía.
...
Así, fue nuestro amor,
desencanto y desatino,
con penas y dolor...
Por dos caminos fuimos.


José Gennaro 1961 / 1965

lunes, 17 de octubre de 2011

Libertad

Dentro mi ser siento esa angustia,
estallan mis sienes en sutilezas, 
en ese, profundo silencio tan suyo
y con desesperanza dentro mio yo lo siento,
como tan mio es este tormento
que enmudece hasta las llamas del sol,
opacando el brillo de la misma luna.
Su piel de cobre, acariciando mi pecho
nublando mi ser y todos mis sentidos,
en nostálgica búsqueda halla ese grito,
fuerte latido de mágica ansiedad...
Y yo callado buscando libertad.
...
Ansiada libertad de mi vida,
ansiada y bella , mi  libertad perdida.

José Gennaro  1961 / 1965

Inocencia

Con amor infinito y mucha ternura
quisiera oir el silencio y escuchar 
el canto de un pájaro, su sonido, tersura,
y enmudecer el llanto de mi inmensa locura.
Caminar por senderos, ver el aura,
atravesando pantanos de cansancios y abulia,
correr y escapar de la angustia,
huir de los gritos del crimen y guerras,
y no ver sin castigo, tangible atrocidad,
de los cómplices del mal...
Con iniquidad y desolación
asedian, asedian la tierra.
Mi cuerpo está truncado,
mi alma está manchada,
por la ineptitut y tanta sangre,
por el deber y obediencia,
por no tener en la triste conciencia,
como es tardío e injusto saber,
que en nuestro ser se siente
esa injusta experiencia.
Hoy lo decidí, así quiero vivir,
así lo aprendí, con dureza y soledad,
y con la mas clara conciencia,
el destino es muy lento,
los pasos son muy cortos 
en el deber y obediencia...
Cuando es grande,
grande la inocencia.

José Gennaro 2011

domingo, 9 de octubre de 2011

El camino

Fueron la luz y tu ternura
que tus ojos irradiaban
resplandecientes de hermosura
y mi ser, ya te amaba.
...
Esos años transcurridos
tan juntos hemos vivido
tan plenos de sonrisas
y no menos de cariños
bellos han sido, como brisa,
luminicencias en tu rosto, 
fueron luz de mi destino
y eres tú, la que marcaste
la señal de mi camino.
...
Este, es el primer año
que juntos compartimos
tan pleno de ternura
y los dos así vivimos.
...
Así, con nuestros pasos,
marcamos nuestras huellas,
juntos nuestros destinos...
Única luz, la misma estrella.
...
Con ternura y mucho amor,
dos seguimos, su resplandor,
uno del otro así muy juntos...
hallamos ambos el mismo sol.
...
En esos tiempos que comenzamos,
dos amándonos eramos uno,
nuestras siluetas se perfilaban
y nuestras almas que se amaban...
Destino y sueños abrigaban.
...
Bellos años de nuestras vidas,
esos fueron, que nos marcaron,
plenos los hicimos con nuesro amor...
Y dos destinos amalgamaron.
...
Así fuimos, los dos muy juntos,
hacia el camino del dulce sol,
así forjamos nuestros destinos...
Y fundir pudimos nuestra pasión.
...
Juntos trazamos, ese camino,
tan pleno de amor y bello encanto,
se perfilaba en nuestras vidas,
en nuestras almas ya ta unidas,
bello sendero tan luminoso
que tanto hubimos soñado,
y por fin, hubimos logrado.
...

Jorge Naonse 1969...Hoy
Derechos 762.612


sábado, 8 de octubre de 2011

Camino y bohemia

Así, lentamente comienzo
mi triste y amargo camino,
agazapado y sutilmente,
entre los grandes peñascos,
empinados riscos de mi vida
tan sombrios, tan horribles.
...
Con amarga desazón quisiera volcar,
erradicar toda esa inmensa amargura,
dejar el sueño maldito y despertar, 
y cambiar barrancos por llanura.
...
He caminado despacio,
he pensado tan tranquilo,
en estos tristes dias
tan llenos de nubes sin sol,
en esas noches negras,
tan faltas de esperanzas
con todas las estrellas ocultas,
y yo, sin poder verlas.
...
¡Cuantas opacas y quietas lunas!
En las sombra de la noche
me estuvieron observando 
en este, triste rumbo de mi sino,
en la soledad de mi camino.
...
Lo he pensado, lo he decidido,
hoy, prefiero morir, es todo, 
así ha de ser, así, ha de concluir,
así, debe terminar mi camino,
abrazado y sin desligarse...
Y amarrado a mi triste bohemia. 

José Gennaro

lunes, 3 de octubre de 2011

Neruda y yo

DE ANNY RAMIREZ ENCARNACIÓN
NERUDA Y YO


Querido amigo Neruda
que descanse usted en paz
de cuanta amarga tortura
presencia esta sociedad.

Respecto al Versainograma
que escribió en la ocasión
para esta isla tan bella
desgraciada por Colón,
por ser yo hija de ella
vengo en representación
a comparar aquel verso
con lo que vivimos hoy.

Porque aún no siendo dominicano
en la carne y en los huesos
nuestro ultraje lo sintió.

Si usted pudiera escribir
este verso nueva vez
diría más de lo que ha dicho,
de lo que pudo ser y no fue.

Santo Domingo hoy se ha vuelto
un desasosiego total,
donde nos enfrentamos a la miseria
en una batalla campal,
porque aunque ya no está Trujillo
en las huestes del poder
existen aves de rapiña,
que son quizás en el fondo,
peores gentes que él.

¡Ay Neruda! que triste
y dura es la vida para
el dominicano honesto
que trabaja día a día
para pagar los impuestos,
quedándole muy poquito
para su propio sustento.

No ha cambiado mucho la convivencia
desde aquellos días funestos,
hoy nos aguarda la delincuencia
a la boca de la puerta
y a la vuelta de la esquina,
el pulpo del narcotráfico
compra a quien se le antoja,
crímenes violentos,
que dejan un gran pesar,
un terrible desconsuelo
y una tristeza muy honda.

¿Y qué de los peces gordos?
de esos nadie conoce la pista,
todo se queda en bla,bla,bla,
buchipluma y noticias.

Creo amigo Neruda con toda sinceridad
que hoy la historia es más cruda
y con mucho más variedad.

Porque con todo y democracia
estamos llenos de ataduras.
Comida cara y de la energía eléctrica
muchos apagones y altas facturas.

Los políticos como siempre
engañando con un montón de promesas
equivalente a basura.

Parece cuestión de Satán
porque cada época de elecciones
acudimos a las urnas
como gente inmadura,
que yerra y yerra cada vez peor
como quien padece de amnesia
y se le olvida la tortura.

A sinceridad yo si creo
que Colón vendió el alma
de esta isla al Diablo
a cambio de oro
y fama por supuesto,
y Trujillo le siguió los pasos
renovando el contrato desde luego,
para hacer lo que le viniera en gana
con la sangre de este pueblo.

Hoy por hoy, continuamos malditos
disfrutando de pésimos gobiernos,
seguimos siendo los número uno
en estirar el devaluado peso,
que sirve a duras penas
para comprar un café, leche, pan,
una cerveza, un cigarrillo,
un loto, pale o tripleta
para ver si ignorantemente
salimos de la pobreza.

Me gustaría saber
que diría Juan Pablo Duarte de esto,
pensaría que su lucha fue en vano,
que perdió todo su tiempo,
su juventud y su dinero.

Desafortunadamente
se han extinto los hombres valientes
que saquen la cara por el pueblo.

Hoy tenemos mucha droga
y reguetón para que nuestros jóvenes
no salgan del chiquero.

Nuestra historia no ha dejado
de ser amarga y funesta
y por continuar siendo amarga y funesta
hoy en tiempos modernos,
con tristeza desmedida la cuento.

Porque si hasta los poetas nos callamos,
de que nos sirven: la pluma, la tinta,
la lengua y los argumentos.


Anny Ramirez Encarnación

escritora_dominicana@hotmail.com
derechos reservados

domingo, 2 de octubre de 2011

Cristal

Cual traslúcido cristal,
quisiera ser tu espejo,
en mi, te reflejaras
como límpido cielo,
también sería tu noche,
hacerte perder todo tu sueño,
con amor y sin descanso
hurgar en tus momentos
buscando cada instante...
Y de tí, ser el dueño.
...
Estrujarte entre mis brazos
y guiaras tú mis pasos
esta noche yo quisiera
que fueses siempre mia
quizás la vida entera,
atraernos mutuamente
como polos diferentes,
cual hogueras encendernos...
Hasta abrasarnos para siempre. 
...
Cual abrasante sol
 quisiera así envolverte,
acariciar tu blanca piel
despacio por los tiempos,
con ansias y con furia
lograr estremecerte
hasta frenar por siempre
instantes y momentos,
que el tiempo no transcurra...
Y plasmar dos pensamientos.
 
 
José Gennaro1967/ 1969

sábado, 1 de octubre de 2011

Quisiera ser,

Quisiera ser tu noche
y sumirte en mi penumbra,
estrujarte entre mis brazos,
con esta tenue luz de luna.
...
Quisiera ser tu sed,
saciarte en todo momento,
y fueras para mí.
ese, mi único alimento.
...
Quisiera ser tu lluvia,
en tu cuerpo deslizarme,
recorrerte lentamente,
hasta de tí, yo saciarme.
...
Cual límpido manantial
quisiera ser tu agua,
me sorbieras lentamente...
Y en tu cuerpo me dejaras.
...
Como un ave de alas rotas,
me anidaras en tus senos,
con pasión y fuerzas locas,
apoderarme de tus sueños.
...
José Gennaro 2011
Derechos 762.612

Contrastes

Mis ojos lentamenta observan,
el abrupto despertar matutino,
en el caminar agitado de la ciudad
en todo su afán de triste sociedad,
la magnitud de los campos
tan llenos de verde color e inmensidad,
los empujones del atropello insensato
tan llenos de premura y arrebato,
el tenue  y dulce canto de los pájaros,
en la dulce y celestial quietud,
el intenso murmurar de la multitud
llenos de frenesí e inquietud.
Un monte estático a lo lejos,
de laderas sinuosas e infinitas,
La belleza total, anteponíendose
al semáforo, e impertinentes cláxones,
el penetrar de ruidos ensordeciendo el oido.
Un torpe amanecer despunta el alba armoniosa,
sobre la agreste y virgen naturaleza,
opacando todo su esplendor y su belleza.
Los carteles luminosos
sobre altos y frios rascacielos
encandilan las retinas de esos seres,
sin paz, y perdido consuelo.
Un caballo que madruga
antes que el alba se aparezca
para vislumbrar el horizonte
tan celestial, tan lleno de belleza.
Unos jóvenes hablan 
murmuran y se ufanan
entre modorras de cerveza
llenas de vicios sus cabezas,
otros, toman mate, siembran maíz,
en su trabajo, incesante y feliz.
Un auto, viene bajando la avenida,
de el desciende, un deshecho de la vida,
el potro manso sale de los corrales,
a comenzar su andar por matorrales,
una mujer en la acera enciende un cigarrillo 
con parsimonia y manos en bolsillos,
el coche se detiene de su nocturno vaguear,
el hombre de campo cosecha esperanzas...
El hombre de ciudad, cosecha vicios. 

José Gennaro


AQUEL AÑO

Tú, regresaste en ese año 
tiempo que a otra pertenecía,
tan de improviso que me hizo daño
en aquel año y en ese día.
...
Tristes penurias me confiabas
ya, sin tener alegras días,
noches enteras, a mi tu decias,
pensabas en mi, y yo no estaba.
...
En ese día, te dije no puedo,
de otra soy , le pertenezco
lentos y tristes, esos días murieron
a ti yo decía, todo te ofrezco...
Y tu respondiste, ahora no puedo.
...
Por tanto tiempo, olvidarte intenté
tristes los días de amargo invierno,
mucho costó, mas pude hacerlo,
así evité, el verte de nuevo.
...
Ansias y dichas, juntos logramos,
borrándese fueron de mis recuerdos,
días felices, ya pude olvidarlos...
Fuimos dos almas, un solo desierto.
...
Encanto y belleza tu proyectabas,
juventud tan sublime, fuego en el alma,
años tan plenos, lo supe, me amabas,
también lo supiste, mi vida entregaba.
...
Semblanzas y sueños, alejándose fueron,
distantes dos almas, así se pusieron,
alejándose fueron con lenta quietud,
mi ser te ansiaba, y tu juventud.
...
Lograr juntos, nunca nada pudimos
Por casi tres años, lo vivimos nosotros,
mas luego nosotros, tan solo quisimos,
así separarnos, el uno del otro.
...
Quince los años, que apenas tenías,
templados días, tan dulce el otoño,
tus diez y ocho, jamás ya vería...
Alejándonos fuimos, matamos el sueño.
...
Así se fué el tiempo, casi tres años,
y de nuevo es día, tu regresaste,
no olvido el momento, lo añoro, lo extraño,
lo tuve que hacer, lograr olvidarte.
...
Recuerdo esos días, frondosa arboleda,
allí junto al parque, pegado a Saavedra,
hacerte mia, quería esos días,
todavía no es hora, así me decías.
...
Por mas de seis meses tu no quisiste,
yo te rogaba, a ti prometía,
así me dijiste y prometiste...
Que algún dia sería, serías solo mia.
...
Aquel día llegó, el ansiado momento,
así me dijiste, estoy preparada,
y mi alma estalló, explosiva granada...
Y en Luján nos fundimos, dos pensamientos.

Jorge Naonse  1967 / 1969

Derechos Reservados.

Tres años

Así, han pasado tres años
y juntos, en nuestro camino,
fueron tan nuestros los momentos,
e inseparables nuestros destinos.
...
Tus bellos ojos están en mi,
mi memoria registra tu encanto,
el tiempo se nos escapa
y sigo amándote tanto.
...
Nunca dejaré de amarte
y sé, que no es solo promesa,
llegaste a mí, para quedarte...
Mi dulce y bella princesa.
...
Apenas, hace tres años,
que tú, dijiste..¡Presente!..
Un lapso pleno de amor,
y de tí, sigo pendiente.
...
Estás, tan dentro mío,
mi amada y dulce mujer,
mi ser a tí pertenece...
En el futuro presente y ayer.
...
Es tan corto el tiempo pasado
para expresar, lo que siento por ti,
es que tú, en mi has estado,
desde esa tarde, que a tí ví.
...
Tres años, de amor y belleza,
a tu lado, encanto y pureza,
tanto tiempo soñar los dos juntos...
Traer otro ser, a este mundo.
...
Lo lograremos, esto, es promesa,
y nuestros seres se colmarán,
eterna dicha que inundará...
Dulces sueños, ternura y belleza.
...
Giuseppe Gennaro 1974
...
Mi promesa la cumplí,
luego perdimos dos, pero
ella, está con nosotros.