viernes, 25 de mayo de 2012

Con alma y vida

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz! 
Amado Nervo
................

Cual sutil caricia del apegaminado tiempo,
en el sendero adverso de inútil partida,
a cada instante huye, tristemente herida,
y se sumerge el alma, razón y sentimiento.

Por el soñar del tiempo en nivelado vuelo,
fantasía que surge reedibujando  esencias
recuadros que marcaron ausencias y desvelos,
encrucijada misma, anhelos y vivencias.

Es el sentir de un sueño, acallar no quiere,
idea embravecida, en el postrer momento,
atesorar recuerdos, la daga que me hiere,
lastima el corazón, y nubla el pensamiento.

Oh vida dulce y bella. de todo tu me has dado,
instantes florecientes, caminos arbolados,
con inmenso afán, he todo atesorado,
amé y sigo amando, y también fuí destrozado.

Ahora en el cepúsculo, me siento en plena vida,
desecharé momentos, de inútil esperanza,
solo recordaré, delicias y constancias...
Desecharé por siempre, mis llagas, mis heridas.

 Y aún te sigo, bendiciendo vida,
quizás hubo momentos de desesperanzas,
y como seca arena, se fueron dispersando,
fueron muchos más, los encantados tiempos,
coronados de belleza y esperanzas compartidas.


José gennaro    2012 
Derechos 762.612







viernes, 18 de mayo de 2012

EN PAZ ( AMADO NERVO)

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

Porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales coseché siempre rosas.

...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas...

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!



AMADO NERVO

lunes, 14 de mayo de 2012

Negro domingo (2) Lunes

Y llegó el Lunes, gris amanecía,
como mi corazón, mis pensamientos,
cielo encapotado y leve viento
y fría lluvia de ese mes invernal,
faltaban días para mi cumpleaños,
y ya no estabas en ese lugar...
Nuestro hogar.
...
Mi corazón débil y triste, sucumbía,
él, quería llamarte, aún quería,
mas, mis pensamientos,
mi mente, decidida y fría,
desistir lo hicieron, 
y así lo convencieron
y privó la razón en ese triste dia.
...
Mi truncada alma aún lloraba,
mi débil corazón tan destrozado,
quiso, quería claudicar,
mas, logró privar mi pensamiento,
y así, lo hizo desistir.
...
El quería buscarte, estrujarte, amar,
mas, mi pensamiento indeclinable...
Así lo convenció,
no podía, ni debía llorar.
...
Fueron los días mas tristes y huraños,
esos negros días de ese año,
tan grabados llevo en mi memoria,
días horrendos, llenos de tristezas,
habían marcado el fin,
el final de nuestra historia,
nada quedaba ya de todas las promesas,
y así perdimos, esos días de gloria.
...
Así, mi corazón se fué fortaleciendo,
en esos tristes días de ese gris averno,
crazón y pensamiento, se encaminaron juntos,
buscando otros caminos y un mismo rumbo,
hacia nuevos destinos
los dos se encaminaron,
hacia nuevos horizontes
y nuevas esperanzas,
dejando en el pasado,
tristezas y nostalgias.
...
Sueños, proyectos, todo se hubo ido,
nada quedaba, del todo prometido,
y todo se borraba, se esfumaba...
Por el camino del olvido.
...
¿Acaso tu crees, lo habrán logrado?
¿Encaminarse juntos en único destino?
Creo, corazón y pensamiento han partido,
y así se han marchado...
Por distintos y diferentes caminos.

...
Jorge Naonse 25 / 06 /1965
Der. Prop.Int. 762.612

sábado, 12 de mayo de 2012

Crepúsculo


Así me siento yo en esta tarde gris,
como el triste sol del crepúsculo
y aquél árbol que apenas veo,
aquella gaviota volando entre las nubes 
y aquél rio que corre sin saber por qué.
...
Su imagen se desdibuja y desaparece
entre las tenues sombras de la tarde,
entre el olvido y mi humo levanrto la vista.
...
Desde mi ventana observo un caballo
con sus crines ondeando el aire
y corre y corre desafiando al viento
y cual veloz saeta al infinito llega.
...
Crece mas mi debilidad
y mas aún mi insaciable curiosidad
cuando asumo la actitud de fuerte y digo,
mas mi oído se niega, no quiere escuchar.
...
Otra vez el viento
con arcano y fuerte zumbido,
la extraña música del otoño
con ese opaco manto de sequedad,
murmura en mis oídos
toda esa bella tristeza del otoño.
...
Las hojas caídas son hermosas
como bellos los árboles sin ellas.
...
Las pequeñas luces de la ciudad
con incandescente brillo picotean
imperceptiblemente el horizonte,
como pájaros volando sin destino.
...
La leve y quieta monotonía,
intransparente y amarga inmovilidad
de todo lo que me rodea
oprime mi ser, mi cerebro
apretándome, con su débil fuerza.
...
El miedo agudiza mi incertidumbre
y la angustia se apodera de mi, 
con aspereza.
...
Silencioso Domingo expirando lentamente
como queriéndodose ir quizás, para siempre.
...
Este ocaso que atrapó mi melanconía,
en esta tarde, este triste día.
...
El color blanco del frío
y el negro color del triste hastío,
la absurda queja de los enfermos
y la amarga noche de los que nada tienen,
la soledad de los que sufren
impactan con tristezas mi pensamiento
y pueblan mi mente de amarga soledad.
...
Así, no me siento con ganas de existir,
así y aquí, me siento solo,
tan solo, como si fuera único ser,
y el árbol, el caballo, el viento,
todo lo que me circunda y rodea...
También están solos...
Cuando estoy solo yo.

Jorge Naonse
Argentina 2001

miércoles, 9 de mayo de 2012

Helado pensamiento

Tanscurrirán los dias, llegando nuevos frios,
el cálido verano, se marcha por los tiempos,
en las tristes noches, me cubrirá el hastío,
y los templados sueños, escapan con el viento.
...
Y caerán las hojas,  cubriendo de ocre el suelo,
enmarañado encanto, cubierto por la alfombra,
muy pocas son las aves, en rutilante vuelo...
Y triste y pensativo, solo veo mi sombra.
...
Acórtanse los días, tan cierto y con presteza,
el sol se desvanece, cual pálido segmento,
gélido frío presiento, sucumbe mi entereza,
oscura noche espero, tan negro firmamento.
 ...
Con tenue y pálida luz , el sol se asomará,
oteando el horizonte, lo veo ya tan lejos,
sus cálidos reflejos, no me acariciarán,
y trémula mi mano trazará bosquejos.
...
Y luego el frio invierno todo lo cubrirá,
en heladas noches, me envolverá el desvelo,
recuerdos ya pasados, los frios traerán,
y el triste desencanto, marcará mi anhelo.
....

José Gennaro 2012