sábado, 27 de noviembre de 2010

TRANSPARENTE BURBUJA

Tú, como sutil burbuja llena y transparente,
te van llevando esos cúmulos de viento
raudamente viajas, te alejas velozmente...
Y al alzar mi vista hacia el negro firmamento,
recuerdos y tristezas, se apoderan de mi mente.

Sutil y amarga, marea de la noche,
en enmarcado vuelo, tú te llevas
cabalgando sin cesar y sin reproche...
Te pierdes tan veloz, como saeta.

Sin mirar y sin pensar el tiempo tomas,
desapareciendo tú, en el inmenso cielo,
mi corazón y alma el que te llevas...
Y tan fugaz desapareces cual cometa.

El tiempo lo dirá, sabe mucho de reencuentros,
y tú, jamás podrás huir de los recuerdos,
tu mente, aunque quisieras no podrá,
aunque tú te alejes, y quieras escapar a cielo abierto
tu pensamiento anclado, aquí se quedará.

La burbuja en su vagar del tiempo,
viajando raudamente seguirá,
encerrada en ella estará tu pensamiento...
Aunque escapar quisieras, no podrás.

A través de sus paredes transparentes,
verás  años pasar aprisionada,
y sin saber por que , triste y siempre...
allí tu vivirás, siempre encerrada.

No sé, hablar de tiempos y momentos,
ni aún siquiera, como seguirás,
sé que sus frágiles y débiles paredes...
Sin resistencia y fuerza, pronto estallarán.

Aún puedes pensar tú, con razón,
que liberarte del destino tu podrás,
mas allí, también se quedará...
Mi triste y desolado corazón.

Jorge Naonse  1961/1965
Derechos Adquiridos

lunes, 22 de noviembre de 2010

TÚ, MI PRIMAVERA (1)

Ansiada primavera con árboles y flores,
repletas sensaciones anuncian tu regreso,
tan plena eres de colores...
Y tan fragante eres, como el dulce beso.
.
Astros en los cielos vislumbro tan cercanos,
soñando por las noches con ansias deliciosas,
tan ansiados dias de pájaros trinando...
Los prados rebozando con flores tan hermosas.

Despertares en el alma, sensaciones en el cuerpo,
ausentándose la calma, y ese fuego dentro nuestro.

La nieve en las laderas en agua se transforma,
el sol que se avecina la hace derretir,
dias que se alargan acortándose la sombras...
Noches se recortan, mas ansias de vivir.

Setiembre tan ansiado añoro tu regreso,
tu siempre has sembrado, de flores los cerezos,
tan dulce primavera, dentro mio tu estarás,
inundando mi alma entera, y jamás te marcharás.

Tu verdor está en los valles tu candor en las quebradas,
dulces brisas en las calles y las sombras ahuyentadas.

Jose Gennaro  1967/1969