domingo, 13 de abril de 2014

¿FUE UN SUEÑO?





Yendo por mi destino, en soledades y caminos
libres pensamientos,  con angustias y recuerdos
vagando por el mundo, y tan cansado de la vida...
  Y tristes pensamientos se alojan en mis sueños.

Y así fue, cansado de estar triste,
tan lleno de presagios y tormentos,
así quedé, en esa oscura noche...
Tan lleno de angustias y recordados momentos

Así llegó, en esa desahuciada tarde ese triste sueño,
sueño que siguió a la noche, y al día siguiente presente
tan vivo estuvo en mi, y de mi alma se hizo dueño...
 Apoderándose de mi pensamiento, y dejándome yaciente.

Así llegó, un sueño cargado  de tristes presagios,
con su fuerza demoledora  se apoderó de mí,
se asentó en mi espíritu, cuerpo y mente,
la distancia no ha dejado olvidos,
y seguirán eternamente.

Esa noche al dormirme,
sin saber y sin querer no recordé tu nombre,
ni tu figura ni tu rostro, fue,
un extraño presagio y triste premonición,
así fue pasando el tiempo, así ,
dos interminables años transcurridos,
y el tiempo siguió su curso, mes tras mes, llegó Noviembre.

Y comenzaron a surgir dulces calmas y momentos,
leves sueños y quimeras comenzaron a rondar,
quizás la dulce primavera volvería así a aflorar.
renacer de los momentos y rememorando viejos sueños.

La distancia, tan llena de olvido,
siempre deja, el sueño querido,
es el destino, el que ha partido...
Tan lleno de amargo sabor, y fuego extinguido.

miércoles, 2 de abril de 2014

AQUEL AÑO

Tu regresaste en aquel año,
tiempo que a otra pertenecía,
algo en ti, noté tan extraño,
en aquel año aquel dia.
...
Tus penurias me contabas
ya sin tener alegres dias,
noches enteras tu decias
pensando en mi, y yo no estaba.
...
Aquel dia te dije, no puedo,
de otra soy, le pertenezco.
Dias tristes y largos fueron,
cuando a venirte conmigo pedí
y tu respondiste, ahora no quiero.
... 
Por mucho tiempo olvidarte intenté,
en esos dias de amargo invierno,
mucho costó, mas pude hacerlo,
así evité, el verte de nuevo.

Ansias y dicha tan juntos logramos,
borrándose fueron de mis recuerdos,
felices dias ya olvidados...
Fuimos dos almas en un desierto.

Encanto y belleza tu reflejabas,
dulce y preciada tu juventud,
al ver que tu de mi te alejabas,
paz nunca tuve, solo quietud.

Semblanzas y sueños alejándose fueron,
distantes dos almas, asi se pusieron,
desahuciándose fueron, con prontitud...
Y mi ser que ansiaba, tu juventud.
...
Lograr juntos nunca nada pudimos,
casi tres años compartimos nosotros,
mas luego tan solo, solo quisimos...
Así separarnos el uno del otro.
...
Quince años, tu apenas tenias,
en esos dias tan dulces de otoño,
tan tenue y breve fue nuestro sueño,
que tus diez y ocho nunca vería.
...
Así se fue el tiempo, casi tres años,
y otra vez a mi, tu regresaste,
de otra fuí, desde aquel año...
Y así sería, sin poder olvidarte.
...
Recuerdo esos dias, frondosa arboleda,
allí nuestro parque, allí en Saavedra,
hacerte tan mia, quería esos dias,
aún es muy pronto, así me decias.

Por casi seis meses tu no quisiste,
y yo te rogaba y prometía
así me dijiste y prometiste...
Que algún dia sería y tu mia serías.

Así llegó el ansiado momento,
ese dia dijiste estoy preparada,
mi alma estalló, como granada,
y fundimos en uno, dos pensamientos

Jorge Naonse 1967/1969