sábado, 5 de febrero de 2011

AMIGOS

En esa fría noche, tan lleno de pesares,
haber estado con un amigo, esa noche de ansiedad,
amigo del alma, de sinsabores y avatares,
contando mis penurias y diciendole mis males.
...
Así escuché su muda e inmutable respuesta...
Un largo y mudo silencio, anunciando soledad.
...
Luego, nos abrimos en triste depedida,
cada cual marchó sobre su senda, por la vida.
...
Es un destino tan difícil
el que otros marcan y obligan,
así entregados, a todos los demás,
aletear nos hacen, heridos,
sobre viejas costumbres, dependencias.
...
Tanto nos agradaba sufrir amigo mio.
Tan grande carga de nuestros pensamientos,
del pasado y soledad, siguen doliendo,
esas negras geografías de cara extraña.
...
Se nos exije trabajo y dinero.
¿Por qué tuvimos que ser 
igual a todos amigo mio?
¿No fue grande la carga?
...
Como lastre hundiendo nuestros sentimientos,
ser loco, artista, no ser, ser nada,
todo lo probamos, senderos abruptos,
intransitables caminos, desolados e inciertos.
...
La triste llama de la esperanza, se fue  alejando,
y en desolados caminos, nos fuimos quedando.
...

Jorge Naonse 1969
derechos reservados.

Publicar un comentario