lunes, 24 de diciembre de 2012

NAVIDAD 1948

DICIEMBRE 24 1948

Era una fría mañana, no nevaba en ese pueblito de Spilinga,
siete de la mañana oscura, me dirijo a la Iglesia, era monaguillo
y debía junto con el sacristán, tocar las campanas.
Mi casa, estaba a unas dos cuadras de la iglesia,
frente a ella, había una plaza, y en la plaza, una fuente,
miro hacia el suelo ¿ Y QUÉ VEO?
U bulto arrollado, era dinero, me los puse en
el bolsillo y seguí con mis tareas, no veía la hora
de llegar a casa y contar cuanto dinero había,
era un bulto importante, ya que apenas entraba en 
mi bolsillo.
Después de dos horas, finalizada la misa,
corrí hacia mi casa, y me encerré en la cocina, mi madre,
no llegaría hasta media hora después, se quedaba
conversando con otrs vecinas a la salida de misa.
...
Cuando saco el rollo de liras, no lo podía creer,
había 495 liras en ese inmenso rollo, no era una 
fortuna, pero, era bastante dinero ya que
en los cumpleaños, lo máximo que me
regalaban, eran diez liras, y con eso,
con mis amiguitos, tomábamos todo
el dia, helados y gaseosas.
...
No sabía que hacer, y lo escondí,
pero cerca el mediodía, no aguante mas,
y se lo conté a mi madre, ella me dijo,
no diremos nada, si no, van a aparecer
un montón de gente, y van a decir que es de ellos,
como es un pueblo chico (500) habitantes,
ya se va a saber, y se lo devolveremos al dueño.
...
No había terminado el dia, y ya se sabía,
que una señora que habitaba a unas
tres cuadras, había perdido 495 liras.
...
Mi madre, fué a verla y le dijo que yo,
lo había encontrado, la mujer la abrazó
y le dijo que cuando se lo devolviera
me iba a regalar 50 liras,
era miércoles o viernes, y el sábado,
le fuí a devolver el dinero.
...
La mujer cuando mi vió con el paquete,
no sabía que hacer, me abrazaba, me
besaba. me ofrecía café, caramelos,
nueces, castañas, almendras, y yo
todo lo rechazaba, tenía miedo
que si tomaba algún obsequio,
no me daría las 50 liras.
..
AL FIN, ME LAS DIÓ, Y QUE FIESTA
CON MIS AMIGUITOS.

Publicar un comentario