domingo, 21 de octubre de 2012

AMANECER

Como templado y traslúcido cristal, 
nuestras vidas así hemos vivido,
como agua de límpido manantial...
En dos caminos recorridos.

Errores hubo, también tormentas,
siempre rondando nuestro camino,
mas nosotros siempre seguimos...
Uniendo destinos, ambas vehemencias.


Tan dulces y bellos dias de ensueño,
grabados están en mis recuerdos,
tan plenos de luz, y olvidar no puedo...
Y sentirlos con ansia, en todo momento.


Fueron años de intensa belleza,
y tan repletos de inmensa ternura,
en mi sentir, eres toda pureza...
Intenso amor, placer y locura.


Esa década del setenta
fué llenando nuestras vidas,
con contrastes deseados...
De otra década vivida.


Así, alejándose fueron,
desatinos, nostalgias, tristezas,
lentamente borrándose huyeron,
y  como nieve, se disolvieron.


Abriéndose paso fué, el dulce camino,
y juntar dos vidas en un destino,
nuevo camino, otra historia,
pasando fué la oscura noche,
brotaban destellos fragmentados,
quedando atrás tristes recuerdos...
Recuerdos tristes, ya olvidados.


El despuntar del alba se asomaba,
y la oscura noche se marchaba,
nuevo amanecer y tan dulce sol...
Anidó en los dos, con su esplendor.


José Gennaro  23/05/ 1973
derechos reservados
Publicar un comentario