jueves, 27 de septiembre de 2012

Domingo negro (1)

Fué un negro amanecer, era Domingo.

Fué al mediodía ese triste día,
tú, te marchabas, ya te ibas,
y yo, te induje, y tú lo sabías,
mas, nada hice nada tú hiciste,
por retenerte nada yo hice
quizás no pude, o quizás no quise.
...
El tiempo nos fué debilitando,
poco a poco, y sin notarlo,
se fué gestando en nuestro sino,
y separarnos fué nuestro destino,
sin poder buscar, hallar, otro camino.
...
Tanto tiempo tan llenos de dudas,
de llagas y tormentos,
que hubimos perdido ya nuestra fé,
sufríamos tanto que nuestras almas,
solo veían, solo sentían,
tormento, sufrimiento, llagas.
...
Y lentamente tú te marchabas,
sin pensar ni comprender,
lo que detrás de tí quedaba,
dejando atrás tristes recuerdos,
y un triste hombre 
que aún te amaba.
...
Y te alejabas tan despacio 
tan lentamente como esperando,
esperando, que te llamara.
...
Hablar no pude, quizás no quise,
y mi corazón se desgarraba, 
solo quedó, y se desangraba.
...
Jorge Naonse 26 / 06 / 1965
Der. Prop.Int. 762.612
Publicar un comentario