sábado, 24 de septiembre de 2011

Acuciante noche.

Ocres frondas alfombran el suelo,
enmarañadas, allí esparcidas,
ni las aves levantan su vuelo,
gélidos días, congelan mi vida.
...
Espesas nubes, el horizonte,
ensombreciendo el negro cielo,
triste el alma, llora y se esconde,
sueños pasados, desazón y desvelos.
...
Chisporrotean ardientes leños,
las llamas dibujan negros fantasmas,
casi dormido, despierto y sueño...
El desencanto, me inunda el alma.
...
Clama mi mente por el olvido,
mi cuerpo entero gime y solloza,
leve esperanza he perdido...
Noche acuciante, tan tenebrosa.
...
Cual denso velo, siento mis ojos,
apenas la luna alumbra el suelo,
ni estrellas veo en el cielo rojo,
y ocres frondas, esparcidas veo.
...
Los viejos leños se consumieron,
blancas cenizas en el hogar,
mis esperanzas así partieron...
Paz en el alma, no pude hallar.
...
Ya se avecina el negro invierno,
dibuja tristezas y frio tenaz,
mi corazón helado en su encierro,
recuerdos pasados, quedan detrás.
...
José Gennaro 2011

Publicar un comentario