sábado, 20 de agosto de 2011

Esas playas...

Aquellos ojos cautivaron mis sentidos,
con tan intenso brillo, de mi se apoderararon,
así, como luciérnagas dos brasas encendidas...
colores de esmeralda,  mi senda alumbraron.
...
Cubriendo arena y fuego, yacían nuestros cuerpos,
el verde mar con brisas, los dos acariciamos,
tan llenos de promesas, bajo el cielo nuestro...
Soñar los dos pudimos, y tanto nos amamos.
...
Tan bellos días de Enero, abrasados bajo el sol,
dos cuerpos que llameaban, arena en nuestras caras,
entregamos nuestras almas, rendimos nuestros sueños...
Así los dos quisimos, cambiarlos por amor.
...
Atardeceres de crepúsculo, oteando el horizonte,
el cielo rojo intenso, invadía el firmamento,
dos nubes cabalgando, como alguien que se esconde...
Y dos almas que soñaban, con  fuego intenso.
...
Bajo esa luna inmensa, desatamos ilusiones,
prometiéndonos el mundo, así desear quisimos,
del alma se nos fueron, amores y pasiones...
Por caminos diferentes, así los dos lo hicimos.
...
Llegó el maldito mes, nostálgico Noviembre,
así nos despedimos, con llanto en la mirada,
ardiéndonos los ojos, alejándonos por siempre...
En la puerta de ese micro, solo quedó la nada.
...
Jorge Naonse
Derechos 762.612
Publicar un comentario