viernes, 14 de enero de 2011

INCOMPATIBLES CAMINOS

INCOMPATIBLES CAMINOS




Hubo amor y quizás, también ternura,
en esos años ya tan lejanos,
mas, la ambición fue tu inmensa locura…
Y al fin de los tiempos yacientes quedamos.

Esa obsesión fue, tu más fiel pensamiento,
Idea fija, predominante hubo en ti,
disfrutar no quisiste de los bellos momentos…
amarguras sembraste, llagas dentro de mí.

Caminos opuestos, nunca pude ver juntos,
quizás de la vida jamás nada aprendí,
aceite y agua, juntar nunca yo vi
separados caminos, los dos en su rumbo.

Fundamental el dinero, nadie puede negar.
¿Prioridad en la vida? Se podrá discernir,
hay cosas más bellas y se pueden lograr,
si lo hay bienvenido…Más por el, no morir.

Lo esencial de la vida siempre oculto estará,
pequeños momentos, van llenando el camino,
la ambición contra eso jamás nunca podrá…
Y la derrota vendrá, es el destino.

Compartir las delicias y vivir los momentos,
en disímiles almas y no poder disfrutar,
la ambición te mató, preferiste el desierto…
y tu rumbo perdiste, no hallaste el lugar.

Amor compartido es disfrutar el presente,
penas tristezas también suelen estar,
Alegrías bellezas, no estarán nunca ausentes…
Cuando dos almas lo quieren, juntas pueden soñar.

Desayuno en la cama, nimiedad para algunos,
despertar de dos cuerpos en el mismo lugar,
el aliento del alma, que no deja a ninguno…
Disfrutar las delicias, compartir un hogar.

El dinero no compra, caricias, dulzuras,
hay cosas que nunca, el lo puede adquirir,
tiernas palabras, amor pleno y tersura…
Con el oro del mundo y sin ellas, no podré yo vivir.

Derrotado yo estoy, naufragado del mundo,
más, el amor lo sentí con intenso vivir,
a esto he llegado, y lo quiero profundo…
¿Qué más me resta? Con alegría morir.




Jorge Naonse  

der. prop. int. 784.085

Publicar un comentario