martes, 24 de julio de 2012

RECUERDOS ( 3 )

































RECUERDOS  (3)













¿Era un baile, fiesta, reunión?

Fué allí, en los sesenta,

quizás, aún lo recuerdes...

En tu casa, un asalto.



Así, lo denominábamos.



La música ponía

en esa noche fría,

y tú, te acercaste a mí

lentamente, casi en silencio.



¿Tú lo recuerdas?



Con los primeros acordes

de la quinta sinfonía,

todos comenzaron a gritar

con esa furia loca,

y te acercaste a mí...

Casi, rozando mi boca.



Preguntaste. ¿Te gusta Beethoven?

Lo amo, respondí...

Lo escucho noche y día.



A partir de ese momento

y luego al nuevo día

comenzaron a latir nuestros corazones

en armoniosa y dulce sinfonía.



Así, comenzó todo,

Frágil y lento, en ese día,

comencé a visitarte

sin notarlo, iba a verte,

quizás un día o tarde por semana

sin pensar que al poco tiempo...

Fué de tarde y de mañana.



Esa sala, era nuestro lugar,

allí, todo iba a comenzar

casi, sin hablar

absortos escuchábamos

a Beethoven y Chopin,

embelesados, casi,

sin tocarnos, sin palabras,

simplemente, nos mirábamos,

y nuestros ojos, así hablaban.



Allí fué, se insinuaba,

en nuestras mentes

el fuego comenzaba,

y nuestros corazones...

Comenzaron a vibrar.



Tan sutil, tan lentamente

un incipiente amor nacía,

en nuestros cuerpos anidaba,

tan puro, tan frágil e inocente,

era el primero, primer amor...

De adolescente.



Al poco tiempo, sin darme cuenta,

en mi mente te instalaste,

y en mi virgen corazón te metiste.



En ese día me di cuenta,

dentro mío, estuviste,

y te dí ese primer beso,

y tú, me correspondiste.









Jorge Naonse 
Derechos 762.085


Publicar un comentario