jueves, 14 de julio de 2011

Viejas Heridas

Después de casi dos años
aún, persigues mi camino.
¿Por qué aún te recuerdo
y no consigo dejarte en el olvido?
...
Tus verdes ojos aún  están en mí,
ocupan mi memoria con ese dulce fuego,
amargo desencanto y frio desatino.
...
Como quisiera olvidarte,
y borrarte, no puedo de mi sino,
y aún sigues viva en mi mente,
tangible en mi memoria...
Lejana, y aún presente.
...
Si apenas fueron cinco,
esos tristes años de mi vida
que junto a tí pasé, con altibajos
con heridas y tristezas
aún hoy, después de tanto tiempo
no puedo o no quiero desterrarlos
y permanentemente siguen y viven...
Llenando con angustias mi cabeza.
...
Aún, estás dentro mío
amada y odiosa Seherezahade,
y mi mente no consigue
no puede o no quiere alejarte de mí.
...
¿Qué es lo que está sucediendo,
ocupas espacios en mi memoria,
por qué hoy, por qué ahora?
Si pocos fueron, los gratos momentos
vividos en nuestra aurora.
...
Y aún estás, tan dentro mío
como una llaga haciéndome daño,
removiendo viejas heridas
y desterradas creí en ese año.
...
Pareciera que una parte de mí memoria,
sin poder desligarse, unida sigue a tí,
será que mi mente tan decidida y fuerte
se hubiera quebrado en este año,
y esos malditos recuerdos regresaran,
como ráfagas, solo a hacerme daño.
...
Después de casi dos años,
no puedo yo borrarlos
me lastimo y y me quebranto,
tanto tiempo ha transcurrido
y aún, no lo consigo,
sacarte de mi mente,
dejarte en el olvido,
desterrar mi pensamiento,
quisiera en este día,
y borrar de mi memoria,
esos tiempos, aquellos días.
...
Jorge Naonse  1967
Publicar un comentario