domingo, 3 de abril de 2011

SILVANA

Ya, finalizaba esa década del sesenta,
finalizando ese año, partiría,
nunca imaginé aquellos días...
En solo dos meses,
mi primavera se presenta.
...
A ella la conocí, e iba a ser mia,
en ese mes de Julio tan invernal,
como mis tristes y amargos pensamientos, 
jamás pude imaginar de ese encuentro,
de ella iba a depender mi vida,
solo de ella, y nadie mas.
...
Tú, apenas una bebita eras en esos dias,
y tu hermano, aún no había nacido,
en ese hermoso año que nunca olvido...
También conocí a tu madre, y tu padre querido.
...
Tú, te encaramabas sobre una silla,
y con furia me observabas de la ventana,
así quizás a tí te preguntabas...
¿Quién será este que a mi tia?
Quiere llevarse, de la noche a la mañana.
...
Allí estaba tu prima, Claudia le llaman,
con furiosos ojos me miraba,
y seguro, muy seguro ella pensaba...
¿Qién será, este hijo de puta?
El amor de su querida tía, le robaba.
...
Tu padre, en un primer momento no me quiso,
mas, con el pasar del tiempo no se opuso
que su bella hermana tan amada,
estuviera de mí, enamorada.
...
Dulces y bellos, fueron para mí,
alegres años, de tu tierna infancia,
nuevo camino dentro mio se abría,
senda querida de amor y esperanza.
...
Ese incipiente amor así naciendo,
y día a día, mi ser y alma ella tomaba,
imborrables momentos en mi memoria,
ella, tu dulce y amada tia...
Ya comenzaba, formaba parte de mi historia.
...
Luego, con el pasar del tiempo y los años,
tu padre mas que amigo, fué mi hermano,
 mucho el mi quiso y también lo quise,
y aún extraño esos dias de tu abuelo,
mas que jugar al truco,
nos batíamos a duelo.
...
Así furon pasando, esos años de tu infancia,
muy bellos, y tan llenos de esperanzas.
...
En este día, me invaden las nostalgias,
tristezas que un hermano de mi amada,
nos dejara tan temprano y se marchara.
...
En este mes de Abril, lo recuerdo dulcemente,
y pensar que ya se ha ido para siempre,
pero eso es mentira, siempre estará contigo,
siempre que lo recuerdes, estará vivo.
...
Los seres queridos nunca mueren,
mientras nuestras memorias
no los dejen en el olvido
ellos nunca te abandonarán,
y siempre, siempre estarán,
y sé muy bien porque te lo digo,
con mi padre, a mi me pasa lo mismo,
siempre que lo recuerde, nunca se habrá ido,
está en mi alma, mi pensamiento,
y siempre, siempre, está conmigo.
...
Jorge Naonse 25 /04 /2009



Publicar un comentario