domingo, 12 de diciembre de 2010

AQUELLOS...DIAS

¡Como olvidar aquellos dias!
De casi veinte primaveras,
nunca podría no recordar,
tus dulces ojos y con su brillo
me encandilaban y encendían.
.
Esos años, tan nuestros fueron
con haz de luz me iluminaban,
y el dulce fuego me abrasaba.

Al encenderme solo hacian
abrasarme en sus quimeras.

Eran momentos de tenues sueños
en esos años de pleno encanto,
fueron tan nuestros, fuimos marcando,
trazando caminos tantos proyectos,
a nuestras vidas esperanzadas.
.
Tantos fueron los sueños,
con tantas ansias las ilusiones
y fuimos borrando, borrando fuimos...
Las esperanzas, nuestras pasiones.
.
¿Qué nos indujo a ésos momentos...
Era con ansias de hacernos daño?
O simplemente perdidos y enceguecidos,
nos confundimos en ese año,
inquebrantábles éramos, así lo creímos,
y tan solo logramos hacernos daño.

Hoy las nostalgias nublan mi mente
surgen recuerdos en mi memoria
emergen fugaces, casi tan lentos...
Y tan solo recuerdo esos momentos.
.
Tan tenues, sutiles y tan delebles
tan plenos de dicha y al mismo tiempo
tan llenos de dudas mis pensamientos.

Parecen relámpagos son como rayos
tan fugaces y desaparecen,
en mi pensamiento y en mi memoria
de esa forma, ya languidecen.

¿Como olvidar, en esos años...
Dos juntas almas hicieron camino?
Y el mismo sueño con mucho daño
en dos se abriera, dos destinos.

Nunca, nunca lo sabremos...
Y quizás, los dos, lo merecimos.


Jorge Naonse
Derechos Adquiridos










Publicar un comentario