lunes, 19 de abril de 2010

GESSEL PLAYA



Fuerte sol, arenas ardientes,
en esa playa bello verano,
el fuego eterno en nuestras mentes
abrasándonos fue en ese año.

Como dos leños en una hoguera,
ver nuestros cuerpos, nos consumíamos,
cielo sin nubes en nuestras vidas,
los dos en uno, dias queridos.

En esas playas serenas noches,
cielo estrellado, viento en el rostro,
fuego y caricias sin reproches,
y esas llamas, tan dentro nuestro.

Aquella luna tan plena estaba,
el horizonte los dos mirábamos,
leve y fugaz que nos guiñaba,
y allí los dos, entrelazados.

Negro cabello y verdes ojos,
empalideciendo las estrellas,
aquella noche, no hubo otras,
solo tus ojos, y tu entre ellas.

Fue aquel año, los dos creímos,
anidar eterno en nuestros cuerpos,
fue aquel año el que se ha ido...
Y quedó el vacío tan dento nuestro.

Llamas y fuego, los dos se han ido,
entre tormentas de arena y viento,
así fugaron del pensamiento...
Así se han ido, y se han perdido.

Jose Gennaro Noviembre 1966
derechos reservados
Publicar un comentario